CLUB MONTAÑERO MURCIA
Afiliado a la Federación de Deportes de Montaña y Escalada

La Historia del Club

1. HISTORIA DEL CLUB- 50 AÑOS

1.1 Descripción general breve del club.

El Club Montañero de Murcia es creado el 16 de Noviembre del año 1954 en Murcia. Este club se ha centrado en la práctica de tres modalidades deportivas básicamente, el montañismo, la escalada y la espeleología, siendo en el montañismo y escalada donde los logros han sido más numerosos y de mayor importancia.

Miembros de este club han logrado subir a los picos más altos de la geografía nacional e internacional, así como subir las paredes de mayor dificultad tanto a nivel nacional como internacional.

Entre las actividades más significativas que se han realizado a lo largo de la historia de este club están: atravesar la cordillera de los Andes de norte a sur, subir varios ochomiles, Cho Oyu 8.201 m.y Broak Peak 8.049 m., ascensiones de Big Wall, apertura de nuevas vías de escalada de gran dificultad por todo el territorio nacional, travesía transpirenaica culminando todas las cimas superiores a 2000 metros, expedición a Groenlandia y un largo etcétera que luego detallamos.

El nacimiento del Club Montañero de Murcia supuso un paso de gigante para el montañismo en Murcia, e incluso a nivel nacional, ya que el deporte de la montaña en nuestra región cuenta con algunos de los mejores escaladores y alpinistas que ha dado el país, realizando incluso hazañas con repercusión internacional.

1.2. Descripción breve de la situación de los deportes a que se dedica el club desde el momento de su creación.

Los deportes en los que se ha centrado a lo largo de su historia este club han sido unas modalidades un tanto peculiares, dado que son deportes en los que la competición no existe y en los que dada su naturaleza, la lucha se da en el hombre frente al medio en el que interactúa. Las modalidades deportivas del montañismo, escalada y espeleología han sido unas de las que han sufrido mayores adelantos técnicos tanto en el material a utilizar como en la forma de practicar dichas modalidades. En los inicios, el deporte de la montaña en la región se basaba únicamente en paseos esporádicos por el monte, no existiendo ningún indicio de especialización, tecnificación ni sistematización del mismo.

1.3. Relevancia y significado social del club para la comunidad, pueblo, barrio, empresa, grupo de amigos,...

Dada la antigüedad del Club, la existencia del mismo ha sido un referente y gran impulsor del deporte de la montaña tanto a nivel regional como nacional, así como punto de partida para el nacimiento de otros clubs repartidos por toda la región. Desde los comienzos, han sido mas de dos mil personas las asociadas al Club, prueba de la influencia a nivel social que el Club tiene en la ciudad.

Una parte muy importante del Club son las expediciones que se realizan, por diferentes motivos: las personas encargadas ponen de acuerdo a empresas, instituciones, administración y un gran colectivo de personas para poder emprender dicha actividad. Esto hace que las actividades del Club tengan una gran influencia a nivel social ya que incluso, muchas de estas expediciones aparecen en las noticias, prensa, radio, etc.…

El Club presenta dos facetas diferenciadas, por un lado la deportiva, y por otro la social. Relacionado con este ultimo aspecto encontramos actividades como el Belén de la Cresta del Gallo, la celebración del Día de San Bernardo (patrono de los montañeros), etc.… dirigidas a todo el publico, y donde la participación del mayor numero de personas posible se convierte en un objetivo primordial.

De vez en cuando se realizan actividades populares para fomentar, ya no las inscripciones al Club, sino la afición hacia la practica en el medio natural y la montaña, como rocódromos en la Plaza Romea, demostraciones en la Cresta del Gallo y la Panocha, etc.

2. CARACTERÍSTICAS DEL CLUB.

2.1. Datos de identidad.

El club recibe el nombre de “Club Montañero de Murcia” con domicilio social en Plaza Santo Domingo nº 15, 2º derecha, con el número de registro de Asociaciones y Federaciones Deportivas 13.525, del 28 de junio de 1983; también aparece inscrito en la sección 3° del Registro Provincial de Asociaciones con la denominación Club Montañero de Murcia, con el numero 103 el 18 de septiembre de 1970 y con el numero nacional 7.345. En la Dirección General de Juventud y Deportes de la Comunidad Autónoma esta inscrito con el numero 76.

Este club posee dos escudos que sirven como identificación del mismo, uno bastante antiguo que fue utilizado hasta los años 90 y otro de reciente creación que es el que se utiliza en la actualidad, este club dada las características del deporte en el que centra no posee un uniforme determinado que lo identifique, ni emblemas o anagramas.

En el primer escudo aparecen las iniciales del club (CMM) en la parte superior, por encima de un dibujo que representa unas montañas con dos picos y por cuya ladera fluye un río.

La representación grafica esta hecha de forma esquemática. El actual escudo es una evolución del anterior, en este caso la montaña presenta otro pico más y tres nubes sobre las montañas.

2.2. Motivos previos por los que se eligió el nombre del club.

Este nombre se eligió por ser el único club que se dedicaba a esta modalidad deportiva en la Región, de ahí su nombre: Club Montañero de Murcia. Con relación a los símbolos, destacar el escudo, cuyo diseño era muy sencillo y representaba únicamente a la montaña , lugar donde el club desarrollaba y desarrolla sus actividades. El Club no posee unos colores que lo identifiquen.

2.3. Momentos previos a su creación.

El Club nació con un carácter marcadamente apolítico, aun naciendo de la unión de personas vinculadas al escultismo y sobre todo a la falange. La idea, en parte transmitida por Jorge Álvarez Falcón-Georges, era la de juntar a personas que amaban la naturaleza y la montaña, y que deseaban realizar actividades que no podían llevar a cabo en las agrupaciones a las que pertenecían con anterioridad.

Muchos de los socios fundadores pertenecían al grupo llamado de exploradores (los actuales boy-scout), con una gran experiencia en actividades en la naturaleza. Por otro lado, gente que provenía de la falange, con experiencias en acampadas y salidas que se organizaban en la época para los jóvenes. La necesidad de buscar nuevas experiencias y ampliar conocimientos fue uno de los principales desencadenantes que llevaron a estas primeras personas a asociarse formando lo que daría lugar al Club Montañero de Murcia.

El Club permitía no solo el relacionarse con otras personas con las mismas inquietudes, sino que al estar legalizado por el Gobierno Civil permitía asociarse formando grupos superiores a tres personas que era lo permitido en otros casos, dada la situación política vigente en aquella época.

2.4. Constitución del club.

Debemos destacar a dos personas muy relevantes para el Club Montañero de Murcia en sus inicios. La primera es Jorge Álvarez Falcón-Georges, de ascendencia francesa, que fue uno de los fundadores, y el que imprimió el espíritu que caracterizó al Club en los primeros momentos de vida. Si bien no llegó a ser presidente del Club, su personalidad y capacidad de liderazgo lo convirtieron en uno de los personajes protagonistas de la vida del Club Montañero de Murcia.
Otro personaje a destacar es José Luis Villar Sigismondi, cuya influencia económica y política en la vida de Murcia en los años cincuenta, y el apoyo que profesó al Club Montañero permitieron que éste pudiera crecer y desarrollarse a pesar de los problemas políticos de la época, que dificultaban y en ocasiones impedían el asociacionismo. Esta influencia política fue decisiva para al nacimiento y mantenimiento del Club en tiempos de posguerra, ya que consiguió los permisos necesarios para la legalización del mismo, algo prácticamente imposible en aquella época, y mas aun dada la actividad de la que se trataba.

Los primeros contactos formales se realizaron en el desaparecido Bar Santos, junto a la Plaza San Bartolomé, en la Calle Sánchez Madrigal. A la primera Asamblea General tuvo que asistir el Delegado Gubernativo Inspector Sr. Riquelme, para dar fe de la legalidad en el proceso de constitución del Club.

En esta primera Asamblea se designaron los socios fundadores del citado Club, siendo los presentes:

1. D. José Luis Villar Sigismondi (44)
2. D. Antonio Murcia Nicolás (31)
3. D. Juan Antonio Franco Aledo (10)
4. D. Jorge Álvarez-Falcón Georges (1)
5. D. Juan Azofra López (4)
6. D. Enrique Gomicia Cantos (14)
7. D. Joaquín Lapuente Martínez (18)
8. D. Luis Molina-Niñirolas Sánchez (27)
9. D. Francisco Román Moreno (35)
10. D. Pedro Sánchez Sánchez (41)
11. D. Eduardo Andrés Maroto (2)
12. D. Luis Argemí Gómez (3)
13. D. Juan Bo Nicolás (5)
14. D. Ramón Climent Pintado (8)
15. D. José García Córcoles (11)
16. D. José García Jiménez (12)
17. D. José Guijarro Pérez (15)
18. D. Teodoro Husillo Murcia (16)
19. D. Julio López García (19)
20. D. Antonio Lozano Alcázar (20)
21. D. Francisco Martínez Romero (25)
22. D. Fernando Molina-Niñirola Sánchez (26)
23. D. Francisco Morosoli Sánchez-Fortún (28)
24. D. José Muñoz Raigal (29)
25. D. Alberto Murcia Nicolás (30)
26. D. Francisco Murcia Nicolás (32)
27. D. José Ros Miras (36)
28. D. Carmelo Sánchez Campillo (38)
29. D. José Sánchez Campillo (39)
30. D. Francisco Sánchez Sánchez (40)
31. D. José Vera Paredes (44)
32. D. Walter Sutter (42)
33. D. Ginés García Sánchez (13)

A la primera asamblea que se establece en el Club, la Fundacional, que no asistieron 11 miembros por causas que se especifican en las actas.

2.5. Organización administrativa del club.

Los órganos de gobierno del Club Montañero de Murcia son: la Asamblea General y la Junta Directiva.

2.5.1. Asamblea General.

La Asamblea General constituye la potestad suprema del Club. Esta integrada por todos los socios mayores de edad que pertenezcan al Club un año como mínimo de antigüedad. Pueden ser Ordinarias o Extraordinarias, y esta presidida por el presidente asistido por la Junta Directiva. La Asamblea General Ordinaria se reúne por lo menos una vez al año, en la que se aprueba o en su caso censura memoria y cuentas del ejercicio anterior, así como presupuesto del próximo ejercicio y las actividades a realizar.

Los socios de la Asamblea decidirán por mayoría todos los asuntos propios de la misma. Los ausentes quedan sometidos a los acuerdos de la Asamblea General.

2.5.2. La Junta Directiva.

Esta formada por Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero y Vocales. El presidente ejerce la representación oficial de la sociedad y la rige con plena autoridad y responsabilidad. El vicepresidente colabora con el presidente en todas sus funciones y obligaciones; le sustituye en caso de ausencia o enfermedad. El secretario lleva la correspondencia oficial, redacta la memoria anual y levanta acta de todas las sesiones de la Junta Directiva y Asambleas Generales, transcribiéndola al Libro de Registro. El tesorero se encarga del movimiento de fondos y de cuidar los pagos de todos los servicios, rechazando el pago de todo documento que no lleve el visto bueno del presidente. Los vocales tienen como función la de colaborar en las tareas de la Junta Directiva, así como en el desarrollo de las actividades concretas que el presidente designe.

La duración de cada candidatura a priori es de tres años. El presidente será elegido en Asamblea General Extraordinaria; la elección recaerá sobre el presidente, el cual designa los miembros de su junta.

En la actualidad, los cargos de la Junta Directiva están ocupados por las siguientes personas:

Presidente: J. Arturo Pineda Rodríguez
Vicepresidente: Antonio Mompeán Pérez

Tesorero: Emilio Mateos Belda

Secretario: Francisco José Aparicio Cortado


Vocales de Actividades:

Ana Pastor Clemente, Antonio Pinar Rodríguez, Ginés García Roca, Jesús Rodríguez Gracia, José Angel Bejarano García, José León Pellicer y Juan Antonio Rodenas Solano.

Vocal de Senderos: José Riquelme Martín

Vocal de Naturaleza: Francisco Medina García - Delegado de Micología: Juan Antonio Garay Vicente.

Vocal de Comunicaciones: José Antonio Pastor Gonzalez

Vocal de Biblioteca y Mapas: Julio Ruiz Usón

Vocal de Veteranos: Jerónimo Sánchez Carrión

2.6. Tipos de socios.

El numero de socios puede ser ilimitado., aunque la Junta Directiva tiene la libertad suspender la admisión de nuevos socios por razones de aforo o de capacidad fija de instalaciones.

Para poder pertenecer al Club como socio es necesario solicitud expresa del solicitante y que este sea al menos presentado por dos socios. Los menores necesitan además el consentimiento de los padres o tutores. La Junta Directiva decide sobre las peticiones de ingreso aprobando o denegando la solicitud.
Una vez aprobada, es requisito previo para adquirir la condición de socio, el abono de las cuotas que están establecidas.

Existen cuatro tipos diferentes de socios:

· Socios de Número: las personas mayores de edad que satisfagan la cuota social establecida.
· Socios Juveniles: son los socios menores de 18 años.
· Socios de Honor: son aquellas personas que siendo socios del Club la Asamblea General, y a propuesta de la Junta Directiva les confiere tal distinción por su relevancia, prestigio y categoría en el mundo de la montaña, y como tales contribuyen de forma decisiva al desarrollo de nuestro montañismo.
· Socios de Mérito: son aquellas personas que sin ser socios del Club concurren en las mismas circunstancias especiales de colaboración o de ayuda desinteresada a la sociedad. Estas estarán exentas de pago de cuotas.
· Socio no Residente: son aquellos socios que tengan o desplacen su residencia fuera de la Ciudad de Murcia y pedanias, quedando exentos en un cincuenta por ciento del pago de las cuotas.

La cuota de los socios de número en la actualidad es de 3 euros al mes.

2.6.1. Derechos de los socios:

a) Participar en actos oficiales del Club.
b) Asistir y participar en las Asambleas generales.
c) Ser electos y elegibles para ocupar cargos directivos.
d) Presentar peticiones y propuestas en la Asamblea General de socios que se estimen convenientes, así como votar en los asuntos que se planteen.
e) Conocer las actividades del Club y examinar la documentación del mismo.
f) Utilizar todos los servicios sociales de que disponga la sociedad.
g) Obtener la tarjeta de identidad de la Federación Española de Montañismo, siempre y cuando estén al corrien